Elegir vicio

Es éste un tema peliagudo. Al igual que la elección de pareja, de una casa en la que dejarse caer de vez en cuando o de un oficio, hay que sopesar bien los pros y los contras. Sobre todo, no elegir a la ligera, delirar y enflaquecer con lo primero que pasa. Como ya os podéis imaginar, no todo el mundo puede hacerse cargo de según qué depravaciones. Yo os aconsejaría una asequible, si no disponéis de medios. Que no desfallezcáis hasta tropezar con alguna ganga. Eso sí. Ha de ser selecta, tener cierto encanto, os ha de proporcionar un aire distinguido, pero libre de toda afectación. Esto es quizá lo más importante. Ha de ser algo que funcione como un bálsamo, que reconforte y no origine grandes quebraderos de cabeza ni remordimientos sin fin. Hay que tener en cuenta, por último, que un buen vicio es para toda la vida. Aquí no valen excusas. Ir de aquí para allá.

2 comentarios en “Elegir vicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s