Un verdadero asco

Ernest Hemingway. Un escritor soberbio. Y un hombre de acción, bien alejado de esa imagen más bien apocada del literato que todos tenemos en mente. Corresponsal en varias guerras, lo mismo se iba a los sanfermines a torear novillos que a pescar atunes en alta mar, montado en su velero. En África cazó hasta leones, se tiró en paracaídas, fue un nadador consumado, comía con apetito y bebía daiquiris como si no hubiera un mañana. Le gustaba boxear y medirse en el ring, aunque reaccionaba de mala manera cuando era vencido por K.O. Sus héroes son hombres de la calle, soldados, matones, tipos duros, pequeños diablos sometidos a presión.

Hoy recupero una frase espléndida, por lo que tiene de sobriedad, paradoja, lucidez y profecía. “A mí la vida me gusta mucho. Por eso será un verdadero asco cuando tenga que pegarme un tiro.”

EH 2393S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s