Vivir con los padres

Vivir con los padres, muchos lo recordaréis, es una experiencia cansina y disparatada. A partir de cierta edad, no provoca más que fricciones, malentendidos y desavenencias. Todo innecesario. Sorprende ese aguijón que les queda a tantos, ese poderoso impulso que les obliga, tras un breve período de libertad, a ahondar en la insensatez y a repetir errores y servidumbres. ¡Con qué alegría se lanzan, esos inconscientes, a vivir con los hijos! ¿Es que no tuvieron bastante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s