Cerebro

Ya lo decía yo: un tío puede trabajar en la administración, casarse y tener hijos, y aún así tener el 90 % del cerebro dañado. Personalmente, no me extraña en absoluto. Aquí contamos el caso de un francés, pero sospecho que un ojo malicioso descubriría historias similares a patadas. Atención a ese enlace que sugiere algo muy bonito: que la conciencia podría no ser más que la frecuencia rítmica de nuestro circuito neuronal.

https://ydequehablamosahora.wordpress.com/2016/07/16/sin-el-90-del-cerebro-en-donde-reside-la-conciencia/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s