Lenguaje

Perdonad que insista con lo del otro día. Decía que el lenguaje es un flipe. Y que lo es más allá de cualquier moda, tendencia o significado: un arte que une a esquizofrénicos y poetas, a visionarios y chavales del polígono, a catedráticos y verduleros. Se me ocurre un símil: no todo el mundo hace danza, y sin embargo, todos andamos, giramos la cabeza, levantamos los brazos, nos movemos de un lado para otro. En cierto sentido, hasta el tío más torpe está de una manera u otra emparentado con la danza. Tal vez la suya sea la danza de la torpeza (pisotones, choques súbitos, traspiés, caídas. ¿Porqué no?, puede que tenga su encanto).
Con el lenguaje sucede un poco lo mismo. No todos hacemos esculturas o pintamos al óleo,  pero sí usamos el lenguaje, con más o menos habilidad, más o menos estilo. Su simple uso es lo maravilloso. Fijaos bien: una poderosa corriente de energía subterránea une a todos los que están abriendo la boca ahora mismo y dicen algo, cualquier cosa. Ese acto, tan común y lleno de posibilidades, juegos y malentendidos, funde nuestra palabrería con el rugido de los leones, el gorgojeo de las aves, el mugido de las vacas, el zumbido de las avispas, con los innumerables y secretos cantos que recorren el planeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s