Tiempos salvajes

Todavía recuerdo aquellos tiempos salvajes, alegres, en los que no teníamos móviles y todos salíamos con lo puesto, a la aventura, nosotros y punto, desconectados, limpios, mondos y lirondos. Hace ya una eternidad. Todo entonces era primitivo, bárbaro. Si le pedías el teléfono a una chica, tenías que pillar por ahí un papelillo y un boli y apuntar el número fijo de casa de sus padres. Era increíble, ni os lo imagináis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s