Love maker

En los sesenta debían de drogarse mucho, cosa edificante y digna de elogio, aunque no siempre exenta de riesgos. Luego se grababan vídeos alucinados como este, y nadie con un poco de cordura paraba el estropicio. En fin, la canción mola mucho. Pura psicodelia inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s