¡Ayuda!

Ella, profesora de Metafísica en la Universidad a Distancia, especialista en san Agustín, se despidió en su email “con un cordial saludo”. Yo me puse estupendo y, ni corto ni perezoso, acabé mi respuesta con “un abrazo”. Pero en el email que he recibido hoy, ella sube la apuesta y se despide con “un beso”. Necesito que me ayudéis, va. Alguno de vosotros. ¿Qué se supone he de enviarle yo ahora?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s