Patria

He empezado a leerme Patria, de Fernando Aramburu, ante la alabanza unánime de la crítica y porque muchos amigos se la están leyendo. Pero al tercer capítulo he empezado a sentir dolor en las articulaciones, mareos y convulsiones. Al cuarto, creí que me moría. He tenido que dejarlo, al final. No quiero que me ocurra como con Javier Cercas: por un impulso malsano acabé uno de sus libros, y me tuvieron que ingresar en el hospital durante más dos meses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s