Creer

Si lo veo no me lo creo: ese es mi lema. La experiencia me ha demostrado una y mil veces que no hay sentido más engañoso que el de la vista. Lo habitual es que veamos solo lo que queremos ver o aquello a lo que estamos acostumbrados. Así que, ¡desconfía de esos ojos! ¿En cuántas de sus trampas habremos caído? Yo no empiezo a creerme nada hasta que no lo huelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s